Sin categoría

Cómo conservar embutidos ibéricos en verano

embutidos ibericos

Ahora en verano, debido a las altas temperaturas, es muy importante saber conservar embutidos para que no pierdan calidad ni sabor. Por eso hoy, desde Cuyar Jabugo, te traemos algunas claves para conservar estos productos en casa. ¡Y disfruta del mejor sabor ibérico todo el año sin preocupaciones!

A todos nos gusta saborear un rico chorizo o una sabrosa morcilla ibérica cada día como el primer día que los empezamos. Con el calor del verano hay que ser más estrictos en la manera correcta de conservar embutidos. En caso contrario, se pueden poner en mal estado y perder cualidades de sabor y textura. 

 

El lugar de almacenamiento es clave

Los embutidos curados como el salchichón, chorizo o lomo necesitan de un lugar fresco y seco para su conservación. Deberá ser una zona bien ventilada sin luz solar directa.  Esto significa que deberás evitar el frigorífico en la medida de lo posible, pues aportaría humedad y la pieza se secaría.

El lugar apropiado es una despensa o alacena, ya que aporta las condiciones de temperatura y luz ideales. Pero si no dispones de ellas, intenta conservar tu embutido ibérico en el lugar más fresco posible de la cocina. Solo usa la nevera en caso de que el producto estuviera en lochas, envolviéndolo en papel film y con el menor aire posible. 

 

Ventilar la pieza

Cuando hayas empezado el embutido, lo mejor es colgarla boca abajo. Y si tienes varias piezas, evita que se toquen entre sí colgándolas de manera separada. De esta manera evitarás que se condense la humedad y acabe saliendo moho, algo nada agradable. 

Y a la hora de tapar la parte empezada lo recomendable es hacerlo con un trapo o papel de aluminio. Son materiales que permitirán que el embutido se ventile. También se puede conservar la tripa o piel del producto para tapar la parte final, o untarla en sal que absorberá la humedad. En el caso de embutido envasado al vacío, no será recomendable dejarlo dentro del envoltorio.

 

Disfrútalo hasta el final 

Pero sin ninguna duda, el mejor consejo que te podemos dar para conservar embutidos es que te lo acabes rápido. Cuanto menos tiempo pase desde que abres la pieza hasta que la termines, mejor. Un embutido ibérico puede estar expuesto a olores, cambios de temperatura, insectos… Por eso es mejor disfrutarlo de principio a fin

Hay multitud de recetas que puedes hacer con tus piezas ibéricas favoritas. Si no te apetece comerlo como aperitivo todos los días, puedes probar a añadirlas a ensaladas y pastas. De esta manera encontrarás maneras diferentes para no aborrecer el verdadero sabor ibérico. Puedes consultar algunas recetas en otras entradas de nuestro blog. Experimentar y encontrar tus combinaciones favoritas siempre es otra opción. 

 

Opta por consumir siempre productos de calidad certificada como los de Cuyar Jabugo. Los procesos de fabricación y la materia prima seleccionada garantiza una calidad envidiable en nuestros embutidos ibéricos.

Esperamos que estos consejos para conservar embutidos en verano te hayan servido y puedas seguir disfrutando del mejor sabor ibérico.